17 de noviembre de 2007

El poder de la mente...





Había dos niños que patinaban sobre una laguna congelada.
Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación.
Cuando de pronto, el hielo se reventó y uno de los niños cayó al agua.
El otro niño viendo que su amiguito se ahogaba debajo del hielo,
tomo una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logro quebrarlo
y así salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaron:

¿Cómo lo hizo? El hielo esta muy grueso, es imposible que lo haya podido quebrar, con esa piedra y sus manos tan pequeñas!!!!

En ese instante apareció un anciano y dijo:
"Yo se como lo hizo".

¿Cómo ?... Le preguntaron al anciano quien contesto:

"No había nadie a su alrededor para decirle que NO podía hacerlo"

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr.

(Albert Einstein)

10 comentarios:

Itoitz dijo...

Claro que si...si lo puedes imaginar, lo puedes lograr.

El Gato dijo...

lo peor es cuando esa voz que nos dice que NO podemos hacerlo, sale de nosotros mismos... Me quedo con la frase de Einstein. En estos días me la repetiré una y mil veces. Un beso grande!

MiNe dijo...

Mi Querida Amiga, Que Hermoso, me dejo una sonrisa y una sensacion muy especial. Esta hermosa historia es para recordar y llevarla en cada momento dificil de nuestra vida. Gracias por Compartirla.
Un Enorme Beso y un Abrazo..
Leyla

Azul Caleidoscopio dijo...

Que linda historia y moraleja, tenemos mucho mas que desaprender que lo que debemos aprender. Un beso.

Gerardo Omaña dijo...

Como se parece a ti esto que has escrito. Tienes el alma hecha para imposibles.

Un gran beso para tu alma.

PD. me encantaría tener tu correo.

Mar dijo...

Yo no leo "un nadie" sino "ningún adulto" diciendo no.
Los niños no saben de miedos, éstos son inculcados, se aprenden...

Me gusta la alegoría de la lbertad.

El miedo ha sido siempre un mal consejero.

Un beso enorme, María Inés

*AntagoniSta* dijo...

Ay mi tocaya linda!... me llevo el relato para escribirlo en letras grandes y luminosas y pegarlo en mi pared... necesito recordar esa verdad más seguido...

Un beso inmenso!

Juan Lucas dijo...

Y es verdad, es la pura y autentica verdad... sin ese alguien que nos prohiba, que nos diga que no, que es imposible lo que intentamos o queremos todo lo podríamos realizar, hasta los sueños más imposibles.
Gracias de nuevo mi amada Circe por tan bellas y magnificas palabras.
Tuyo siempre.
Juan Lucas.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
juan borges dijo...

muy bueno tu espacio...