18 de septiembre de 2009

Llueve en Septiembre

La mañana plomiza expande su tamborilleo de lluvia,
llamadores de ángeles se agitan fuertemente
una tormenta enorme arrecia tenazmente...
El viento se hace firme en su liderazgo,
mientras la tierra,
sublimación de la fertilidad cósmica,
abre sus poros para que la pertenencia estelar que arrastra el agua,
penetre en sus entrañas y traiga vida...
Los pájaros, ausentes transitorios,
se esconden diligentemente entre los ramazones.
No quieren interrumpir aquel encuentro nupcial
y se quedan quietos, como mudos testigos,
que en sabia oración acompañan el instante
en que la vida se hace vida...

21 de julio de 2009

20 de Julio: Día del amigo

Cerré la puerta lentamente. Apoyé pesadamente mi cuerpo sobre el dorso de la misma y me quedé allí en medio de los recuerdo. Un suspiro profundo rompió el silencio en medio de la oscuridad. Caminé decidida hacia la ventana y abrí las persianas.
Atardecía en Buenos Aires. El horizonte rojizo contrastaba con densos nubarrones y mi tristeza encontró eco en ellos.
Busqué donde mirar para sentirme menos angustiada...
No hubo lugar donde posara mis ojos que no hablara de ella.
Ana, mi amiga, la compañera de camino que había elegido, yacía en el cementerio mientras yo, desconsolada, pensaba en el tiempo que compartimos...

Llegó a mi vida casi por casualidad...
Recuerdo ese día claramente: Necesitaba una mujer que me ayudara en la limpieza de la casa y mi vecina Lili, la mandó sin decirme nada.
Ese día tocó a mi puerta. Cuando abrí, me encontré con una mujer de ojos verdes espléndida.
No entendía nada.
Me explicó que la había mandado la señora de la esquina y allí comprendí cómo era el tema.
La hice pasar, le expliqué más o menos lo que esperaba de ella y nos entendimos al instante.
Así empezó nuestra entrañable amistad. Amor que nos unirá durante mucho tiempo, solamente interrumpido por la muerte.
Ana era alegre y extrovertida. Había tenido una vida azarosa pero nada pudo quebrantar su buen humor y esa excelente disposición que la caracterizaba.
Repartía buena onda a raudales y siempre encontraba el lado positivo a todo.
En aquel momento yo tenía veintitrés años. Con una tendencia enorme hacia la melancolía, la depresión me acechaba como un animal hambriento.
El ingreso de esta alma luminosa a mi vida marcó un antes y un después.
Con su ejemplo, me enseñó a disfrutar de las pequeñas cosas y a enfrentar los problemas con otra actitud.
Lo que vivimos juntas fue maravilloso. Entre carcajadas y canciones, porque cantaba muy bien, disfrutamos momentos increíbles.
A pesar de su sufrimiento físico, nunca perdió la sonrisa y la encantadora manera de contar.
Ha dejado en mi vida un gran vacío...
La llevaré siempre en mi corazón y el día del amigo tiene sentido porque la conocí...
Ana te amo, nunca te olvidaré descansa en paz

13 de abril de 2009

Carlos: ¡Feliz Cumple!

Mi querido amigo cumple 50 años.
Edad de experiencia y medianía...
Promedio de los sueños y por qué no de los fracasos,
sin embargo nada le quita su hermosura...
La consigna es: Estamos vivos.
Somos la generación donde los paradigmas fueron fusilados,
venimos de los ideales aplastados en un mundo,
al que seguramente dimos algo de aire para que fuese como es...
Pero no todos fuimos culpables...
Existimos todavía los que sufrimos por la inequidad,
los que desgajamos nuestro corazón cuando vemos los pibes que no tienen destino,
no porque no lo tengan,
sino porque hay una sociedad indiferente que solo le importan sus pibes...
Mientras tanto la rueda gira y da vueltas sin razón...
Porque no puede haber razones valederas para tanta injusticia,
no puede haber basamentos para tanto odio desparramado en la inocencia,
no puede haber plata, ni lujos, ni placeres para justificar tan horror...
Porque después de todo,
nos retiramos del mundo desnudos,
el dinero no te da felicidad y, por ahora,
la salud no se compra...
Carlos Naúfrago, docente de alma, hermano,
este homenaje de conciencia es por vos y para vos,
que estás siempre en la trinchera enseñándonos desde el llano el verdadero sentido de las palabras solidaridad, pasión y entrega.
Un beso enorme.

23 de marzo de 2009

Sueño de marzo

La lluvia cae mansamente en la ciudad de piedra...
El perfume de la noche se conjuga con la luna.
A la distancia, desde un jardín lejano,
se ven luciérnagas entregadas al juego prohibido del amor,
tintineantes en su precioso cortejo...
Es apenas medianoche...
Claroscuros por doquier esfuman tu belleza en flor,
y las estrellas,
dueñas de la incertidumbre,
manifiestan su pulsión de vida frente a Dios...
El silencio es un galope sórdido,
los colores desaparecen en esta fugacidad del tiempo,
donde el instante mágico aparece...
Tentadas de risa, las brujas salen de su refugio diurno
para pasear orondas, su incierta levedad ...

11 de marzo de 2009

Otoño en flor

La tarde se apaga lentamente...
El sonido de la lluvia
retumba en los techos
como música de comparsa...
La nostalgia se apodera del paisaje
en este apresurado otoño
que muestra el innegable paso de la vida
en su multiplicidad ...

5 de marzo de 2009

Un viaje en tren

Hay momentos en que uno recuerda pequeños momentos...
Instantes de nuestro paso por la vida...
Minutos recuperados,
desde una memoria selectiva
de la que no conocemos ni la razón, ni el método que empleó
para otorgarles esa transitoria eternidad...
Y vienen, una y otra vez, convertidas en vivencia permanente
resonando en ecos como las viejas canciones que atesoramos entrañablemente en nuestros corazones
canturreándolas de puro gusto nomás...
La añoranza encuentra su lugar, ausente de tristeza...
La evocación nos lleva lejos a soñar su propio viaje,
un viaja en tren donde las estaciones son parte de nosotros...
Donde con entusiasmo o simplemente por regodeo,
le pondremos a cada parada un nombre...
Y esta definición
hablará de nosotros con emoción,
dirá de los encuentros
y hasta de los desencuentros,
garabateará entre luces y sombras,
este maravilloso boceto que hoy somos.

30 de enero de 2009

Enero

No quiero dejarte ir
sin consentirte,
mes de los colores,
estación de deleites...
El calor convoca siestas,
donde el hombre reposa
y las serpientes bailan,
disfrutando el silencio...
Traes el buen descanso
para los que trabajan,
y reboza de sol
hasta la alcantarilla...