4 de mayo de 2007

La lluvia: Esa musa...



En Buenos Aires cuando llueve,
la lluvia es como un compás de milonga triste:
Enternece el corazón más porteño,
y en esa blandura,
permite que el puñal de la desolación te rompa el alma...
La melancolía se posa sobre los hombros de los transeúntes,
como si fueran mariposas grises,
y audita los sueños,
que sigilosos y enmarañados,
se chocan contra el cemento de las calles.
Esta ciudad brumosa es un crisol de plata caliente,
que se derrama, que se nos viene encima...
Y hasta las luces de las vidrieras molestan la mirada
en un cielo quieto como la muerte…
El sonido del agua que cae,
trae escenas errantes,
y la tristeza se agranda,
y los olores se tornan densos,
como el perfume de esa puta que dobla la esquina,
envuelta en un aluvión de soledades...

La lluvia...
esa musa que inspira...
ese soplo del alma...
ese arrebato que hostiga el corazón germinando recuerdos,
acercándolos, haciéndolos potentes,
y trayéndolos como duendes para acariciarlos…

41 comentarios:

GERARDO dijo...

Y como duende me acrco hasta tus letras que regocijan mi alma.

Recibe un beso en tu alma.

GERARDO dijo...

Y como duende me acrco hasta tus letras que regocijan mi alma.

Recibe un beso en tu alma.

GERARDO dijo...

Y como duende me acrco hasta tus letras que regocijan mi alma.

Recibe un beso en tu alma.

Juan Lucas dijo...

Tú, la lluvia y la magía que debe envolver una tarde otoñal de tu hermoso Buenos Aires. Un café, un lugar donde conversar, el sonido de las gotas de lluvia en los cristales y un acordeón tocando un bello tango arrabalero... y tus ojos brillando entre la multitud guiando mi siempre torturada mente.
Besos mi maga Circe.
Juan Lucas.

historia dijo...

me encantaría ver esa lluvia, que te aseguro no es la misma a la que veo desde acá......



un abrazo grande,

María Inés dijo...

Gerardo:

Duende amigo,
visitante inquebrantable de esta casa,
que me traes soles desde lejanos territorios,
para que aprenda a despuntar las lunas,
y te escondes,
entre los vientos místicos del aire,
donde suenan arpegios celestiales
y me invitas
en renovado canto,
a conocer
la musa inspiradora de tus versos
que como palomas,
vuelan en el cielo
trayendo el mágico mensaje de tu alma.
Un beso en tu alma
María Inés

María Inés dijo...

Juan Lucas:
Las noches otoñales de Buenos Aires son toda una invitación a esa magia, a ese embrujo de una conversación intimista y personal, tomándonos una copa relajante y sin relojes a la vista, mirándonos a los ojos y adivinando nuestros males y entendiendo y sorprendiendo por la armonía álmica que nos envuelve desde el primer día, ese día, no sé por qué, fundamos esta profunda amistad que nos hermana y nos une a pesar de todos los tiempos y de todas las distancias.
Con toda mi alegría, la de haberte encontrado te mando un abrazo y miles de besos.
María Inés

María Inés dijo...

historia:
Esta lluvia es una lluvia para los versos apasionados y para la pasión misma.
Un gran beso amigo
María Inés

*AntagoniSta* dijo...

La lluvia apaga fuegos y enciende nostalgias...
La mañana amaneció mojada en mi pueblo cordobés, y la postal que me dibuja la calle de sosegadas lágrimas, es sin duda, el más bello remanso.

Un abrazo mi querida Tocaya, y gracias por tu visita en mis letras, fué una enorme alegría.

Magda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Inés dijo...

Querida tocaya:
A veces me falta tiempo pero pasé, me quedé y gocé tus letras.
Voy a tener que empezar a visitar la casa de mis amigos por la noche porque me estoy perdiendo las maravillas que crean.
Un beso gigante y un gran abrazo

Leyla dijo...

María Inés:
De las cosas que mas disfruto es la lluvia y su Clima..
Esos Dias son Nostalgicos, Romanticos y muy Hermosos.. estan Llenos de Vida..
Besos para ti, Mi Querida Amiga.

Topacio dijo...

Preciosa María Inés. Me encanta cómo lo has descrito.

Un abrazo.

María Inés dijo...

Queridísima Leyla:
Me encanta compartir contigo tantos gustos, tanto romanticismo y hermosa nostalgia.
Gracias por estar tan presente amiga mía.
María Inés

Topacio:
Hermosa delfina, gracias, gracias por estar acompáñandome, a pesar que les deba visitas que ya cumpliré.
Besos, amiga.

Luna Agua dijo...

Lluvia que lava las tristezas o las riega y las acrecienta. Que más da.




Saludos

María Inés dijo...

luna de agua:
Lava y riega, si sabrás tú luna agua, de los sentires de las mareas, del dolor y la alegría de la noche y el día...
Es la vida... Una rueda que gira y te pone un día abajo y otro día arriba.
Muchos cariños amiga mía

Meg dijo...

La lluvia me encanta porque purifica, dias como esos son los que mas disfruto.

Inès gracias por tus palabras, un abrazo.

Cronopia dijo...

Hola! llegue aca primero por tu nombre yo tambien soy María Inés, segundo tu imágen... Magritte debe ser uno de los mejores. Cuando finalmente me dispuse a recorrer tu blog encontre a Bs As y la lluvia dos temas que me obsesionaron durante buena parte de mi vida. Todavia considero a la lluvia a la gran inspiradora y a Buenos Aires... bueno, mi querida y odiada Buenos Aires... la Misteriosa Buenos Aires...

Hasta la proxima
Saludos!

Itoitz dijo...

Cuando la fortuna nos muestra una cara más hermosa que nunca, es precisamente cuando cae la lluvia sobre nuestras cabezas...
Un abrazo.

María Inés dijo...

Meg:
Me encanta que te guste la lluvia.
En mi caso es muy inspiradora.
Gracias.

Cronopia:
Me sorprende nuestras coincidencias, y como creo en las causalidades mantendré este contacto con gran placer.
Además me gusta muchísimo el nombre que tenemos.
Cariños.

Itoitz:
No lo podrías haber dicho mejor.
Gracias por pasar por esta casa que siempre te recibirá de la mejor manera.
Un abrazo

Poly dijo...

Pero tambien es una herramienta para jugar con ella, o para fotografiar o simplemente para caminar con nuetra hija tomados de la mano y empaparnos hasta los huesos.

Poly

GERARDO dijo...

En verdad te extraño

María Inés dijo...

Gerardo:
Siento tanto no haberte visitado lo suficiente como para que me extrañes, haré lo posible, ya que estoy completamente desbordada de trabajo.
Un beso en tu alma
María Inés

Macarena dijo...

Aaaaayyyy!!!! La lluvia, la única que nos calma y nos brinda su pureza...

Saludos

María Inés dijo...

Siiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!
Besos

LLUVIA dijo...

¡Qué bonito escribes de la lluvia!
Es que me parece que en Buenos Aires, todo tiene ese toque romántico y mágico del tango.. y de un día de lluvia podeis hacer una celebración de melancolía, amores y sueños..
" y la tristeza se agranda" dices.. y le das ese puntito de nostalgia que araña el alma.

Creo que te estás superando a tí misma.. ¡dices las cosas de un modo tan bonito..!

Yo ahora no tengo casi tiempo para escribir, pero de vez en cuando me pasaré para leeros, porque merece la pena.

Te dejo un abrazo inmenso!

Ana R dijo...

Me encantan los días de lluvia.Me gusta pasear sobre espejos...

Un beso grande

María Inés dijo...

Lluvia, hermosa y querida lluvia, no necesito decirte que tu nombre enciende mi inspiración, la trasmuta y la convierte en palabras que vuelco sobre este papel grande de la vida.
Un beso amiga

Ana r:

Es para mí un lugar común donde musitan las musas y me invitan a escribir permanentemente.
Muchos cariños

*AntagoniSta* dijo...

Solo pasaba con un matecito, y de repente, me acordé de mi tocaya y sentí la necesidad de repasar sus letras... un recreo al alma quizás... sí, eso mismo.

Besotes!

María Inés dijo...

Anta María Inés:
Sos un caramelo, gracias por esa presencia que tan bien le viene al alma.
Muchos abrazos, muy sentidos

gerardo dijo...

Lo bello de las palabras.

Hay palabras silenciosas que dejan huella de ausencia
como un aliento que nos llega de lejos haciendo comprender
una caricia lejana traída por el viento.

Hay palabras que transforman dulces alegrías escondidas
en retoños de lo que fuera un árbol mustio, palabras de esperanza.

Hay palabras que son un sueño y sueños que en palabras nos entretiene el alma.

Recibe un beso en tu alma.

María Inés dijo...

Gerardo:
Me alegra recibirte, me alegra leerte y me hace ruido ese mensaje entrelíneas que hoy me traes y que emociona mi ser interno y que a su vez me trae aquel aliento, aquel renacer y aquellos sueños...
Muchos cariños y vaya un beso muy grande a tu alma
María Inés

conny dijo...

Acaso està lloviendo tambien en tu ventana?
Acaso està lloviendo...caladamente asì... y cuando me despierto, me asombra la mañana...y sè que aunque no quieras...!Vas a pensar en mi!
Y te darà un salto el corazòn dormido, despertando ternuras que sentistes ayer, y si estabas pensando...se harà un nudo en el hilo, y lloverà en tus ojos, al dejar de llover!

Amiga, pasè a saludarte y vi tu poema, relacionada a la lluvia te dejo el mi, un beso

María Inés dijo...

Conny:
Precioso tu poema, gracias por pasar.
Besos

Tarí Alcarin dijo...

María inés, amiga mia, por fin he vuelto y he vuelto muy contenta, me ha ido fantástico en la defensa de mi tesis. Te extrañaba.

Besitos amiga, millones!

María Inés dijo...

Querida Tarí:
Me alegro enormemente que te haya ido fantástico en la defensa de tu tesis y con una cuota de egoísmo qué suerte tu vuelta, a ti también se te ha extrañado muchísimo.
Un beso
María Inés

GERARDO dijo...

Donde, estás querida amiga?

Beso para tu alma.

LLUVIA dijo...

Gracias MARIA INÉS

Me alegro de que aunque no tengamos tiempo a veces para escribir, ver, que sí lo tenemos para de vez en cuando mandarnos un beso y recordarnos que estamos ahí. No importa la distancia.
Porque la distancia no es cosa de metros ni kilómetros ¿verdad que no? Yo por lo menos te siento muy cercana.

Hoy no ha salido apenas el sol en Madrid. Es como si estuvieramos en el otoño de BUENOS AIRES querido.. Leo de nuevo tu post y veo la lluvia a través de la ventana. La transmito esa morriña o nostalgia hermosa de tus palabras.

Un gran abrazo, amiga.

Azul caleidoscopio dijo...

Hermoso poema, Maria Ines. Mis viejos viven en Baires ahora y se por sus palabras lo hermosa que es. La lluvia y su melancolia, me provoca ganas de refugio y carinho. Besos, amiga.

Mar dijo...

Creo, debo ir preparándome aquí...
Ya Piazzolla, mi Piazzolla del alma. Ya esa lluvia de otoño que tiene tanto de ese "cuerpo encendido de sur"...
Ya la nostalgia por una metáfora que debo aprender a desandar
(Con los ojos con lágrimas? Sí)

Escenas errantes... si, como mi antiguo nick, Palabraserrantes

Conmovida con tus palabras............eso.

Desnuda de maquillajes innecesarios aquí también

María Inés dijo...

mar:
Gracias por tus palabras hacia mis letras.