23 de marzo de 2009

Sueño de marzo

La lluvia cae mansamente en la ciudad de piedra...
El perfume de la noche se conjuga con la luna.
A la distancia, desde un jardín lejano,
se ven luciérnagas entregadas al juego prohibido del amor,
tintineantes en su precioso cortejo...
Es apenas medianoche...
Claroscuros por doquier esfuman tu belleza en flor,
y las estrellas,
dueñas de la incertidumbre,
manifiestan su pulsión de vida frente a Dios...
El silencio es un galope sórdido,
los colores desaparecen en esta fugacidad del tiempo,
donde el instante mágico aparece...
Tentadas de risa, las brujas salen de su refugio diurno
para pasear orondas, su incierta levedad ...

1 comentario:

gerardo omaña dijo...

Que manera tan linda de mirar la noche.
Aquí estoy después de una larga ausencia.
Con mis mejores deseos dejo FLORES PARA TI.
Y desde Imaginaria
Hoy, mañana y siempre
BESOS PARA TU ALMA