25 de septiembre de 2007

Pequeña Historia
















Dedicada a "Carlos Naúfrago"



Había una vez ......
Un hombre viajaba cada día en el autobús para ir al trabajo
Una parada después, una anciana subía al autobús y se sentaba en el lado de la ventanilla.
La anciana abría una bolsa y durante todo el trayecto,
iba tirando algo por la ventana...
Siempre hacía lo mismo y un día, intrigado, el hombre
le preguntó qué era lo que tiraba por la ventana.
- ¡Son semillas! - le dijo la anciana .
- ¿Semillas? ¿Semillas de qué?
- De flores.
Es que miro afuera y está todo tan vacío...
Me gustaría poder viajar viendo flores durante todo el
camino.
¿Verdad que sería bonito?
-Pero las semillas caen encima del asfalto,
las aplastan los coches, se las comen los pájaros...
¿Cree que sus semillas germinarán al lado del camino?
-Seguro que sí. Aunque algunas se pierdan,
alguna acabará en la cuneta y, con el tiempo, brotará.
- Pero...Tardarán en crecer, necesitan agua ...
- Yo hago lo que puedo hacer.
¡Ya vendrán los días de lluvia!
La anciana siguió con su trabajo ...
Y el hombre bajó del autobús para ir a trabajar,
pensando que la anciana había perdido un poco la cabeza.
Unos meses después...
Yendo al trabajo, el hombre, al mirar por la ventana,
vió todo el camino lleno de flores...
¡Todo lo que veía era un colorido y florido paisaje!
Se acordó de la anciana, pero hacía días que no la había visto.
Preguntó al conductor :
-¿La anciana de las semillas?
-Pues, ya hace un mes que murió.
El hombre volvió a su asiento y siguió mirando el paisaje.
«Las flores han brotado, se dijo,
pero ¿de que le ha servido su trabajo?
No ha podido ver su obra».
De repente, oyó la risa de un niño pequeño.
Una niña señalaba entusiasmada las flores...
- ¡Mira, padre! ¡Mira cuantas flores!

¿Verdad que no hace falta explicar mucho
el sentido de esta historía?

La anciana de nuestra historia había hecho su trabajo, y dejó su herencia a todos los que la pudieran recibir, a todos los que pudieran contemplarla y ser más felices.
Dicen que aquel hombre, desde aquel día,
hace el viaje de casa al trabajo
con una bolsa de semillas que...

Esta pequeña historia, está dedicada a todos aquellos maestros, educadores, profesionales de la enseñanza,
que, hoy, más que nunca, no pueden ver como crecen las semillas plantadas, las esperanzas sembradas en el corazón, sobretodo, de los adolescentes que llenan sus clases.

Y como los padres son, o deberían ser,
los grandes educadores,
también está dedicada a ellos.

Porque... Educar es enseñar caminos.

26 comentarios:

TINTA DEL CORAZON dijo...

MARIA INES, GRACIAS, GRACIAS,GRACIAS en nombre de todos los que ejercemos la docencia deun modo u otro como tu también...
Me necantó tu relato y solicito tu permiso para ponerlo en mi blog cuentos de otros....
Es como tu lo pintas, sembrarsemillas de duda, de entusiamo,de quebroten e proyectos vitales propios,,
Me haces acordar a mi patrona en el country que yo tenia 12 años y trabajaba de jardinero en el Highland Park, esta señoraALINA TORTOSA, compiladora de Borges y XUL SOLAR año 1977...me hizo amar la lectura,llego unmomento en que pagaba para solo verme leer enla biblioteca de su hijo...ella ademas queriaque le sembrara alrededor de la terraza pensamientosen juio agosto y hasta septiembre y yo lo hacia y a veces me salian hermosos, con el tiempo seguihaciendo el mismo trabajo como docente, sembrar semillas de entusiasmo ,curiosidad ,proyectos de vida en mis alumnos para que nacieran los mas lindos pensamientos, pero mentales...
graciaspor hacerme recordar a ALINA,y mi niñez.
un besote, gracias

Sureando dijo...

Tú también siembras semillas en tus blogs que se transforman en maravillosas flores.
Un abrazo

Gerardo Omaña dijo...

Quise callar para escucharte,
para sentir el verbo entre mis sienes,
para mirar tras de mis pasos
tu recoger de rosas marchitadas.

Y me hice fuente de lágrimas vertidas
con la certeza de sentirte cerca
juntando nuestras almas en una primavera.

Recibe un beso en tu alma.

María Inés dijo...

Vuelvo a tu barca
en este mar del tiempo
imaginariA,
y se conmueve el cosmos nuevamente...
Es tan cierto tu amor
y es tan sentido,
que el alma vuela
y el corazón galopa...
En esa concreción de
trascendencia,
y en esta incongruencia de mis letras,
hay una franja de conexión tan llana,
que podemos acercarnos a la idea de la creación...
El amor nos da esa enorme posibilidad de ser mitad dios
mitad hombres...

Tarí Alcarin dijo...

Tu bella historia mi querida amiga, me ha hecho recordar la parábola del sembrador.

Muy hermosas perlas nos regalas Ma. Inés.

Besitos.

María Rosa Golia dijo...

María Inés... que delicadeza este blog.

Bueno, que decirte de este post......
* G E N I A L *

Todos debemos de hacer como esa viejita, sembrar, sembrar y sembrar.
Basta de ver destrucción en los medios de comunicación... desde que leo mucho mas en los blog de amigos que los diarios... mi vida cambió...
veo amor, paz, semillas, dulzura

Te dejo todo mi cariño.
Te abrazo amiga.
:)

Amor dijo...

yo veo también un mensaje precioso: eso de que parece imposible, según el hombre, que crezcan, por el asfalto, los pájaros, etc., es un mensaje de fe: haz lo que tengas que hacer, lo que creas y sepas que es bueno, lo que esté en tu mano, y no te preocupes de lo que pase después, los pájaros o el asfalto ya no son tu problema

y las flores crecen a pesar de la incredulidad del hombre

¿no es hermoso? pues la vida es así, esa fe, ese

amor

:-)

*AntagoniSta* dijo...

Habrás de recoger muchas flores... estoy segura.

Besotes mi tocaya!

María Inés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Azul caleidoscopio dijo...

Que hermosura, amiga! Se me aguaron los ojos, recorde a mis maestras pero tambien a mi abuela que saludaba a todos en su calle como si los conociera, como si toda la calle fuera su casa y cuando le preguntaba por que lo hacia, me decia "no se sabe a quien puedes salvar con una sonrisa". Sus sonrisas tambien eran semillas. Que dan flores que dan semillas. Gracias y un gran beso.

BohemiaMar dijo...

Muy buena reflexión que se puede aplicar a muchos temas.
Mil besos.

Juan Lucas dijo...

Envuelta en un beso de luna... hija encantandora de una estrella y un copo de nieve...
canta sin descanso; sus bellas canciones...
Su cántico suena a júbilo y gloria..
¿Conocéis a la dama de la que hablo?
María Inés, simplemente se llama.
Un beso Circe y perdóname por tanto tiempo sin pisar tu isla... creo recordarás parte de lo escrito más arriba.
Gracias siempre tu bello canto.
Juan Lucas.

Gerardo Omaña dijo...

¡Como olvidarte!
si al ver al mar mi corazón se vuelve ola,
si en las noches las estrellas iluminan tu figura,
si la luna me lleva a tu ventana.

Besos para tu alma.

LLUVIA dijo...

¡Que linda leyenda!
Anima a seguir sembrando los caminos de gestos de amor, consuelo, amistad, sonrisas..
Si en cada persona con quien entramos en contacto, dejamos algo positivo.. Y luego decimos "Yo hago lo que puedo hacer. Ya vendrán los días de lluvia.." ¡El mundo sería mas habitable, habría mas amor ! :)

Todo eso me has hecho pensar.. y no sólo pensar, sino intentar sembrar pequeños gestos de amor..es decir hacer lo que pueda hacer.
Que florezcan las flores no está en nuestra mano. Sembrarlas sí.

Un abrazo querida María Inés!

María Inés dijo...

Tarí:
Todos debemos tener presente la maravillosa posibilidad de mejorar el mundo desde nuestro lugar...
Una gota no hace mar pero...
Millones de gotas sí...
Un beso

María Rosa:
Tú, especialmente tú, sabes de sembrar y de ayudar...
La corroboración de la existencia de seres así es algo muy esperanzador también.
Un gran abrazo y un cariñoso beso.


Amor:
A tí poco hay que decirte porque desde tu casa irradias todo lo que eres y siembras...
¡¡¡Vaya si siembras!!!


Tocaya:
Tocaya del nombre y del alma...
¡¡¡Te quiero mucho!!!!

María Inés dijo...

Azul:
Tu abuela tenía el sentido fundamental de la vida desde la sabiduría de su intuición y consideraba al planeta su casa.

Bohemiamar:
Es importante estimular el alma...

Juan Lucas:
Amigo querido, hermano del alma, se te extraña pero se respeta el silencio...
Toma mi canto y tararea...
Ser feliz es la meta...

Gerardo:
Amigo poeta, melodiosa palabra que viene acompañada de tu canto, no me extrañes porque estoy contigo.

Lluvia:
Ser el grano de arena en el desierto, tener conciencia de esa unidad y de la universalidad,
de la necesidad de uno para ser todo...
Escencial, primero, único, Dios...

Gerardo Omaña dijo...

Somos tú y yo dos almas pasajeras
vertiendo en el camino las flores de una herida,
de una risa opacada buscando el horizzonte
y abriendo espacios que enseñen la quimera.

Recibe un beso en tú alma.

El Gato dijo...

Mi querida María Inés,
paso a saludarte... como siempre, buscando un remanso... como siempre
y me deslumbro... como siempre.
Qué bueno que estés siempre.

MiNe dijo...

Que Hermosa Historia, tan llena de Vida, y con un ejemplo para cumplirse dia a dia..
Me quede suspirando, y es que queremos dejar algo cuando no estemos..
Te dejos un enorme beso y un abrazo ambos como resultado de toda la ternura que tu has plantado aqui..
Mi querida amiga, Eres muy especial.
leyla g

Mar dijo...

Qué bellezaaaaaaa. Se me llenaron los ojos de lágrimas.
Oficio del cuore!
Y una lección de vida para llevar como semilla para ser arrojada al viento bajo muchos y distintos cielos.

Un gran beso

María Inés dijo...

Querido Gerardo:
...Definitivamente somos eso...

María Inés dijo...

Gato, querido, entrañable amigo:
¡Qué buenos es que del otro lado, es decir desde el lector, la alquimia se complete con seres como tú, que elevan el mundo, que lo transforman desde su pensamiento en algo más sutil, más liviano, más álmico...
Un beso y uno abrazo muy sinceros.
María Inés

María Inés dijo...

MiNe:
Hoy MiNe porque se me antoja que ambas tienen algo especial cada una, desde el alma te agradezco, porque este mensaje sin ustedes no tendría sentido...
María Inés

María Inés dijo...

Maaaaaaaaaaaar:
Tan vibrante y tan etérea...
Así eres mar,
espuma y canto,
hondura y cielo...
Una abrazo que suelte amarras y llegue a tu puerto, alegre y festivo,
para desear salud,
a pleno sol y a plena lluvia...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.