22 de febrero de 2007

Roble Solitario (A Juan...)
























En aquel bosque de encinas estás tú: Hermoso y noble roble…
Despojado de orgullo y en reposada calma, tu imagen corpulenta es una cobriza desmesura entre el verdor.
Solitario de anhelos y de rojizas hojas arrullado, entre tu piel marrón corre el impaciente viento del otoño.
Habitando este verde que lastima…
Sólo tú…
Sólo tú en ese extraño pedazo de suelo, tratando de acomodar tus sueños y hurgando en esa historia personal tan cruda.
Y sin embargo un día vendrá el hacha… Porque nada en la vida es perdurable, ni el dolor…
Y arrancará de cuajo tu raíz...
Y se verá tu corazón de triste savia…
Y cortarán tu tronco y será un tronco con magia…
Donde el artesano tallará la cuna:
Una única cuna de roble solitario…
...Donde una niño mimado escuchará tus cuentos…
...Donde una niño mimado acunará las melodías de amantes ruiseñores…
...Donde un niño mimado tendrá por manto el follaje de tu alma…
...Para acunarlo más y más y más...
Y volarás alto muy alto... Tan alto que al final subirás donde querías:
"No es fácil ser un roble con corazón de barrilete..."

6 comentarios:

LLUVIA dijo...

Hola MARíA INÉS.

Roble noble,despojado de orgullo..
¡Cuánto quiero a los árboles!
¿Sabes? hasta la madera siempre me ha gustado, más que cualquier otro material. La de los muebles quiero decir.. y sin embargo nunca había pensado que quizá esa cama , esa cuna, esa silla
tienen magia..y nos abrazan y nos cuentan cosas y nos acunan..

Veo que has hecho lo del libro. Gracias. Me gusta mucho Isabel Allende, pero no he leído "El reino del dragón de oro" Algún día lo haré.

Gracias, por volar alto y contarnos algo de tus vuelos.

Besos, querida Mº Inés.

BELMAR dijo...

ESTE GUEVARA QUIERE REVOLUCIONAR LAS HORMONAS... (ejejejejejej...)

;)

juande dijo...

Un trabajo prolijo, sentido, con la ternura impecable que dan las musas cuando acunan, cuando a parir versos se resuelven.
Infinito placer pasar por tu blog que se engalana con este alarde ostensible de cariño,
Dichoso juan y todos los juanes destinatarios
Placer recorrer tu blog
Anque ni un mate pal estribo.
Yo, Horacio.
Besos Marínes

Juan Lucas dijo...

Mi querida María Inés, no recogí tu regalo porque desde el domingo no hago otra cosa que estar mal, triste... se que debo luchar, vencer esta profunda herida que ahora tengo y quiero que sepas que lo haré... lo haré con tu ayuda, y con la ayuda de todas las mujeres que visito.
Ahora mismo lo recojo María Inés y lo pongo en mi "casa" que quiero que sea la tuya mientras los dos tengamos fuerzas y coraje para seguir amando, viviendo...

Déjame ponerte unos versos de para mí uno de los más grandes poetas españoles Miguel Hernández...
me gustaría mi dulce maga, mi mentora, mujer maravillosa que estos versos llegaran a ser realidad... y lo serán porque el 50% ya está conseguido, tu gran fe en ese ser supremo que llamas Dios... falta la otra mitad, la peor... mis caracencias, mis desvarios y... sobre todo- y es lo que más siento- que ya sea demasiado tarde para mí.

No son míos María Inés pero te los dedico como si de mi alma hubiesen salido:
Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera
de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.
Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

P.D.
Las almas como la tuya perviviran siempre, siempre...

Juan Lucas.

Ana R dijo...

Bueno, ya lo lei en el blog de Juan lucas y dejé mi opinión , pero me pareceria muy desconsiderado no hacerlo aquí, en el espacio de la autora.

Es hermoso, tierno y entrañablemente cálido.Una bella amistad que ojalá dure y perdure.

Un abrazo

María Inés dijo...

Lluvia:

Mi querida lluvia, alimento de melancolía y de poetas, gracias por considerar mis escritos y sobre toodo por tu presencia permanente.
Un besazo.

Juan Lucas:
¿Qué te puedo decir que no haya dicho?
Tú sabes...
Gracias por este poema que voy a transcribir en nuestra isla.

Belmar:
La ironía es el placer de los dioses...¡¡¡¡Che!!!!!
Jajajaja!

Juan de:
Agradezco tu palabras hacia mi escrito y el hecho de haberlas expuesto en tu casa un día.
Tu rincón es un lugar muy estético y literario va conmigo.
Te visito seguido.
Y te reitero mi agradecimiento por el reconocimiento.
Anar: Tú eres una poetiza de pies a cabeza.
Gracias por estar.